Noticias

Kayra Kuskinen, Directora de Carrera: "En la Escuela de Mecánica y Electromovilidad hay un ambiente total de integración"

Arica, marzo de 2019. De profesión Ingeniera Civil Mecánica de la Universidad de Tarapacá de Arica, Kayra Kuskinen es -desde hace cuatro años-, la única Directora de Carrera de las 23 Sedes de INACAP, donde se imparten Carreras de la Escuela de Mecánica y Electromovilidad.

“Para mí el ser mujer no es un tema a destacar, porque he demostrado mi profesionalismo, haciendo que la Carrera de Mecánica en la Sede Arica haya crecido mucho y he logrado, junto a mi equipo, mejorar los talleres y modernizar equipos junto a un muy buen grupo de trabajo.”, señala.

Tras seis años como académica de la ruta automotriz de Ingeniería Mecánica en nuestra Institución, fue nombrada Directora. “Pero estoy convencida de que se debió a mis competencias como profesional y me siento muy orgullosa de ello. Mi relación con el resto de mis pares es excelente, de hecho, me recibieron como una más”, puntualiza.

Derribando mitos

En su opinión, “las mujeres se están dando cuenta de que la Mecánica no es exclusivamente de los varones y se está levantando el prejuicio de que hay carreras exclusivamente para unos u otros. Cuando yo ingresé a la carrera, nunca vi discriminación por lo menos cuando yo estudié, al contrario, era como un compañero más. Pero sí había muy poca presencia de mujeres. En casi todos los ramos yo era la única mujer en la sala. De hecho, después de titularme, pasaron dos o tres años más antes que se titulara otra mujer”, señala.

Ahora, como Directora de Carrera su visión apunta a derribar mitos. “Durante este tiempo he visto prejuicios, pero surgidos desde las familias de las mujeres que estudian Mecánica. Pero creo que lentamente eso ha ido cambiando. Hay varias alumnas que se han titulado y han encontrado trabajo muy rápido.  Otro mito que hay que derribar, es el efecto que provoca el hecho de ser Mecánica. Al principio, te ven como bicho raro, es verdad, pero luego, por lo menos yo siempre he sentido buena acogida. De hecho, las alumnas que ya están trabajando, me cuentan que no han tenido nunca un problema por ello. La discriminación es cosa del pasado, hay que atreverse y si te apasiona la mecánica, sigue con tu sueño”, dice categórica.

Asimismo, señala que también están siendo derribados los mitos en el sector productivo “el empresariado se está dando cuenta de que la mujer es mucho más responsable, que le gusta el trabajo bien hecho. Somos más prolijas y en temas de precisión, ponemos más ojo en el detalle. Y si hay necesidad de esfuerzo físico hacemos mañas, es decir, usamos la inteligencia para resolver las cosas”, finaliza.