La carta de renuncia

Independiente de las razones que motiven la renuncia, lo más aconsejable es hacerlo de tal forma que termines tu trabajo en los mejores términos. Si bien para algunos puede ser un momento complicado, lo idea es presentar la renuncia en forma personal, con 30 días de anticipación y evitando la carga emocional asociada.

Parte importante de este proceso es la presentación de una carta que quedará en tu expediente laboral de la empresa y donde se expresa que se da término a la relación de trabajo. Aquí te presentamos algunos datos que te ayudarán a redactarla:

  • La carta debe estar dirigirla al empleador, con su cargo y el nombre la empresa.
  • Como primer punto suele agradecerse la oportunidad de haber trabajado en la empresa.
  • Debes indicar la fecha en la que se hará efectiva la renuncia a tu cargo.
    Indicar las razones que motivan tu renuncia. Puedes detallar las causas o bien argüir razones de índole personal.
  • Debe llevar tu firma y RUT.
  • La carta debe ser legalizada para que tenga validez. Normalmente se realiza por medio de un notario público, pero que también puede ser ratificada por otro ministro de fe como un fiscalizador de la Inspección del trabajo o un oficial del registro civil, entre otros.
  • Lo más frecuente es que una vez recibida la carta el empleador te entregue una fotocopia con el timbre de la empresa, fecha y firma de quien recepciona el documento.

INACAP te acompaña a lo
largo de tu vida profesional